www.som360.org/es

Aprovechemos la oportunidad

Los QualityRights son una plataforma para empoderarnos y conocer mejor nuestros derechos así como los sistemas de denuncia que tenemos a nuestro alcance para defendernos
Albert Piquer
Albert Piquer Montón
Presidente
Federació Catalana d'Entitats de Salut Mental en 1ª Persona – VEUS

Hay días en los que me doy cuenta de que, trabajando por la calidad de los servicios de salud mental en espacios donde a menudo el discurso se vuelve complejo, dentro de la especialización, y los conceptos utilizados suenan a construcciones demasiado académicas, en el fondo, de lo que hablamos es de alcanzar un hito muy sencillo: humanizar el trato y el tratamiento en los servicios de salud mental.

Lamentablemente, a menudo, detrás de la complejidad que debemos afrontar cuando hablamos de salud mental, hay «simplemente» vulneración de los derechos más fundamentales de las personas. Mi experiencia me ha mostrado que, como humanos que somos, creemos que es menos punible y grave vulnerar los derechos de las personas que viven un momento vulnerable en su vida. Y esto, desgraciadamente, en salud mental es una realidad, todavía hoy, que vemos a diario.

En esta realidad cercana y dolorosa nos encontramos con una iniciativa que promueve la Organización Mundial de la Salud (OMS) para medir y mejorar la calidad y los derechos humanos en los servicios de salud mental: los QualityRights. Se trata de un puñado de herramientas, guías y manuales que nos ofrecen la oportunidad de realizar un abordaje basado en los derechos humanos y la dignidad de las personas con problemas de salud mental, buscando así mejorar su calidad de vida y la inclusión social. Entre las actividades que promueven los QualityRights se encuentra la revisión de las leyes y políticas nacionales para asegurar que estén alineadas con los derechos humanos, la formación del personal de salud mental, la sensibilización de la ciudadanía y el empoderamiento de las personas con problemas de salud mental.

Este enfoque pretende cambiar la forma en que se percibe y se trata a las personas con problemas de salud mental, con el objetivo de reducir el estigma y la discriminación asociada mencionada anteriormente.

Tenemos a nuestro alcance una serie de medios para conocer nuestros derechos, para ser conscientes de las vulneraciones que recibimos y, al mismo tiempo, combatir los estereotipos que a muchos les sirven como mala excusa para justificar estas vulneraciones de derechos humanos que, con demasiada frecuencia, vivimos en primera persona.

Así pues, esta es una gran oportunidad para nosotros. Somos muchos los que hemos vivido en primera persona vulneraciones de derechos inaceptables que han incidido en nuestro malestar y en el malestar de las personas que nos acompañan en nuestro camino de recuperación. A menudo, hemos sufrido estas vulneraciones en un entorno nada confortable que, a pesar de tener la misión de ayudarnos y acompañarnos en nuestra recuperación, nos ha convertido en objetos llenos de atributos negativos a los que no dudan en discriminar sin paliativos. También a menudo, hemos sido conscientes de ello, pero no hemos sabido dar continuidad a la rabia, el dolor y la injusticia que el trato recibido nos ha generado. Pues bien, hay que hacerlo y es necesario para dejar constancia de cada una de estas vulneraciones, para que no se evaporen y para que el sistema no las trague como daños colaterales donde los medios quedan justificados por el objetivo.

Debemos saber que la denuncia es una herramienta que como colectivo es necesario que empecemos a utilizar de manera habitual. Debemos aprovechar estas herramientas que los QualityRights nos ofrecen y ponen a nuestra disposición para formarnos y apoderarnos, y acabar conociendo mejor nuestros derechos así como el sistema de denuncia que tenemos en nuestro alcance para defenderlos. Y como bien nos recuerdan los QualityRights, esta debe ser una participación activa por parte de las personas con experiencia en primera persona luchando por nuestros derechos y, a la vez, desde el apoyo entre iguales, creando una red que permita luchar en compañía y acompañados.

Como colectivo debemos perder el miedo a denunciar las malas prácticas que como usuarios de los servicios de salud mental vivimos en primera persona. Hay que denunciar conociendo los mecanismos que la administración nos ofrece para dejar constancia de estas prácticas que derriban nuestros derechos más básicos. Y al mismo tiempo, dejar atrás los miedos y atrevernos a abrir la puerta de la justicia gratuita que como ciudadanos tenemos a nuestra disposición para que el sistema judicial intervenga de forma pública, clara y oficial ante estas situaciones.

Los QualityRights nos ayudan a esta aproximación y las asociaciones de primeras personas y de familiares deben unir fuerzas, buscar los aliados adecuados en el sistema y convertir las herramientas a nuestra disposición en un recurso más para garantizarnos una plena recuperación que nos asegure poder ejercer nuestra ciudadanía, independientemente del momento vital que podamos estar viviendo en cada momento.

Y hay que hacerlo para luchar por un futuro mejor que no permita la perpetuación de ciertas prácticas, que no permita actuar con una sensación de impunidad que legitime a ciertas personas creer que no tendrán que asumir las responsabilidades de lo que hacen, que defienda sin dilaciones a los vulnerados y a los vulnerables y que trabaje día a día por un cambio en las políticas y prácticas que permitan que estas vulneraciones desaparezcan y no se vuelvan a repetir nunca más.

Este contenido no sustituye la labor de los equipos profesionales de la salud. Si piensas que necesitas ayuda, consulta con tu profesional de referencia.
Publicación: 28 de Noviembre de 2023
Última modificación: 16 de Febrero de 2024